Review AMD 3rd Gen Ryzen Threadripper 3990X

Introducción al AMD Ryzen Threadripper 3990X

El AMD Threadripper se completa con este procesador de 64 núcleos y 128 hilos de proceso para lograr la gama más potente de procesadores domésticos jamás creada. Potente no solo porque estos procesadores están ahora mismo muy por delante de su competencia, con una cantidad de núcleos realmente sorprendente, sino que además combinan una gran potencia de cálculo por ciclo y una conectividad extraordinaria basada en los últimos estándares.

Este modelo de AMD es el más avanzado de la gama y es capaz de competir con sus hermanos EPYC para sistemas de servidor. Es un procesador diseñado con la mente puesta en usuarios muy concretos que dispongan de las necesidades y de las herramientas para sacar partido de su gran cantidad de núcleos. Luego veremos las recomendaciones de AMD.

Arquitectura 3rd Gen Ryzen Threadripper

Esta generación de procesadores Threadripper de AMD está basada en la arquitectura Zen 2 de AMD, pero más específicamente son herederos de las capacidades de los procesadores EPYC de AMD para sistemas de servidor. La única diferencia entre estos y esos procesadores es la forma en la que AMD gestiona el equilibrio entre chiplets, núcleos, consumos y frecuencias.

AMD inicia esta nueva generación con dos modelos, y , al que se ha unido ahora el AMD Threadripper 3990X, la anterior llego a tener hasta cuatro modelos diferentes, siendo los adecuados para poder continuar con el escalado de rendimiento que ya han introducido con la gama Ryzen de tercera generación. El AMD Threadripper 3990X, que hoy nos ocupa, es el más potente que AMD lanzará en esta generación.

AMD configura los modelos básicos de generación Ryzen Threadripper mediante el uso de cuatro CCDs 7nm (TSMC) con un IOD central de 14nm (Global Foundries). Los cuatro CCDs están rodeando el IOD y tienen la misma capacidad de acceso a él, y a la RAM, por lo que el paralelismo de proceso se optimiza de forma notable. Estos núcleos no son solo más potentes, sino que trabajan mejor en equipo.

Cada CCD de esta generación soporta hasta un máximo de 8 núcleos, al igual que en los Ryzen de gama media, así que la única diferencia, respecto a esto, está en el número de CCDs totales que admite este socket y sabemos por Rome, la versión de servidor de estos procesadores hoy presentamos, que AMD es capaz de rodear el IOD con hasta 8 CCDs con hasta 8 núcleos cada uno. Este es precisamente el caso del AMD Threadripper 3990X que está formado por estos 8 CCDs compuesto cada uno por 8 núcleos de proceso con dos hilos lógicos por núcleo.

El socket de esta generación cambia, pero lo hace para adaptarse al camino que tiene por delante este segmento de procesadores HEDT de AMD aumentando la conectividad, el soporte para RAM más rápida y siguiendo el camino de escalabilidad ya marcado por las anteriores generaciones.

Cada CCD conecta con el IOD con su propio interfaz “Infinite Fabric” de AMD, encontraremos también 64 líneas PCI Express 4.0 soportadas directamente por el procesador 8 de ellas dedicadas a la comunicación con el chipset TRX40 que se introduce también con esta nueva generación. Seguimos con el soporte para hasta cuatro canales de memoria DDR4, con soporte de fábrica de hasta 3200MHz, generando un bus de hasta 256-Bit soportando también hasta 256GB de capacidad de RAM en 8 bancos de memoria. Adicionalmente el IOD proporciona cuatro puertos USB 3.2 Gen2 de hasta 10Gbps de ancho de banda.

Encontraremos soporte en Windows 10, en sus versiones más recientes, y la vista de administrador de tareas es simplemente impresionante.

Cada interfaz IFOP, uno por CDD, soporta hasta 51.2GBps de ancho de banda de lectura y la mitad de escritura en una configuración de frecuencia de 1600 MHz x32 o x16 dependiendo de si la operación es de lectura o de escritura.

Los consumos de esta generación han subido hasta los 280 vatios, frente a los 250 vatios máximos de la generación anterior, pero también traen frecuencias turbo más elevadas y presumiendo todavía del menor consumo por núcleo con respecto a cualquier otro procesador de su competencia. El AMD Threadripper 3990X se mantiene también dentro de estos parámetros, con frecuencias que luego detallaremos.

En cuanto a la cache, un mínimo de 140MB, que detallaremos luego cuando hablemos de los datos concretos de los dos modelos que AMD pone hoy en el mercado.

Números en conjunto con el chipset TRX40

Gracias al soporte del interfaz PCI Express 4.0, también presente en los Ryzen de gama media, esta generación de chipsets cuadruplica el ancho de banda disponible entre el procesador y este hub conectivo.

AMD también ha aumentado el número de líneas disponibles entre ambos elementos hasta alcanzar las 72 líneas PCI Express 4.0 entre los dos pudiendo ser hasta 88 si el integrador no da soporte para unidades SATA (soporta hasta 20 entre procesador y chipset) aunque algunas de ellas deberán estar dedicadas a unidades de almacenamiento o conectividad para conectores de un máximo de 4x.

Toda esta impresionante capacidad conectiva se traduce en algunos números que ya os hemos dado pero también en estos otros: hasta 12 puertos USB 3.2 Gen2 de 10Gbps (8 en el chipset y 4 en el procesador), hasta cuatro puertos USB 2.0 de legado, todos en el chipset, hasta 20 puertos SATA (12 en el chipset y 8 en el procesador) y hasta 72/88 líneas PCI Express que pueden dar vida a tres graficas PCI Express 4.0, 6 en caso de que sean PCI Express 3.0, o un gran número de unidades de almacenamiento de alta velocidad en interfaces PCI Express 4.0 o inferiores con soporte, como no, para modos RAID.

Especificaciones del AMD Ryzen Threadripper 3990X

El AMD Ryzen Threadripper 3990X es el procesador más potente que ha lanzado jamás AMD, o Intel, para el mercado doméstico. No requiere más que cualquiera de los otros modelos Threadripper de tercera generación para funcionar y dobla en núcleos a su inmediato perseguidor. Su competencia directa no está en ninguno de los procesadores Core i9 de Intel sino más bien en su gama Xeon más cara y avanzada.

Cuenta con un total de 64 núcleos Zen2 capaces de producir dos hilos lógicos por núcleo, con un total de 128 hilos de proceso. Dentro de su TDP de 280w podemos verlo trabajar entre los 2.9 y los 4.3GHz en modo Precision Boost de AMD.  Cuenta con un total de 288MB de cache, entre todos los niveles.

Su configuración es de ocho CCDs rodeando al IOD con un total de 8 núcleos por CCD. En total son 288MB de cache con esta distribución: 64KB de nivel uno por núcleo, 512KB de nivel 2 por núcleo y 256MB de cache de tercer nivel a razón de 64MB por cada dos CCD. Una cantidad de memoria intermedia realmente masiva que es una de las claves de la eficiencia de los procesadores Zen 2 de AMD.

Estos procesadores soportan hasta 256GB de RAM, pero son más sensibles a la hora del overclocking de RAM precisamente por la necesidad de trabajar con cuatro bancos de memoria a la vez para poder desarrollar su bus de datos de cuádruple canal con 256-Bit de ancho de banda.

El montaje de estos procesadores es el mismo que de las anteriores generaciones y los disipadores también tiene el mismo anclaje sobre el socket. Con el procesador encontraremos la llave dinamométrica para ajustar perfectamente el cierre del socket LGA y también el adaptador para sistemas de refrigeración con montaje de tipo Asetek.

El precio de este modelo es de 4000 Euros, con impuestos incluidos, un precio realmente elevado pero que le permite competir con procesadores de más de 20000 Euros dentro de la gama profesional de Intel. Se puede montar en placas base domesticas con memorias de uso doméstico lo que mejorar el rendimiento del bus de datos y reduce los costes.

Temperaturas y overclock del AMD Ryzen Threadripper 3990X

Para probar este procesador hemos sacado toda la artillería y hemos hecho uso del que montamos y probamos hace algunos días. Con este sistema de bomba potente y doble radiador, con cuatro ventiladores de levitación magnética, tenemos el entorno perfecto para que este procesador pueda desarrollar todo su potencial y mantenga frecuencias elevadas en estrés.

De hecho, en pruebas de carga de los 64 núcleos de forma simultánea hemos tenido un comportamiento excelente con una delta reducida de unos 20 grados entre reposo y carga y con temperaturas de trabajo de menos de 65 grados después de 12 horas de carga. En todo momento las frecuencias sostenidas, de los 64 núcleos, no han bajado de los 3800MHz, cerca de su límite teórico de 4000MHz. Estos son nuestros resultados de temperatura, frecuencias y estrés.

Temperatura en Estrés: